martes, 30 de diciembre de 2014

Balance de baratijas que hablan y palabras que adornan

"Aunque hay palabras que vienen y van, algunas son tan eternas como el alma de determinados obsequios"

"Lo largo que se me hace un día y lo rápido que se me pasa un año", dice una de mis vecinas.. Apenas te ha dado tiempo a interiorizar un nuevo término, una palabra novedosa, un cambio en las leyes (más o menos justo),  novedades en tu karma, transformaciones en los "mantras", nuevas modas en la decoración de cuerpos, casas y almas... y ya toca hacer balance de los 365 días.


Escucho que entre los vocablos elegidos por los oyentes para llevarse el galardón de los más repetidos están Selfie, Podemos y Desimpitad@, ébola... El ascensor del futuro que en breve estará en el mercado con maquinarias reducidas para ganar en espacio y velocidad (algunos se moverán en horizontal y en vertical) sería también un avance científico a destacar, una de las nuevas modas que más me ha dado qué pensar es la de los carritos para bebés con iPad incorporado. Me cuentan que ya puede verse por las calles de algunas ciudades europeas niños de unos cuatro meses viendo los Teletubbies que cuelgan con unos seguros acoples en la capota de esos cochecitos cada vez más ergonómicos. Por esas mismas ciudades parece que la última moda es que la delgadez sea tan evidente que el cuerpo más soñado es aquel en el que quepan dos libros entre las piernas de las chicas jóvenes y no tanto .Los consiguientes problemas de bulimia y anorexia serían un largo comentario a parte. Únicamente señalar que la belleza física y mental no corre paralela a esos derroteros. 

Una nueva enfermedad parece que nos acecha además es la demencia digital. Todo aquello que no se utilice en su justa medida acarrea sus problemas. No hay que perder de vista el mundo real, aún cuando el digital nos haga pasar ratos entretenidos. La vida más auténtica, sin embargo, está en las palabras en directo, los abrazos cuerpo a cuerpo, las sonrisas al natural y las lágrimas que pueden limpiarse con ese pañuelo -de tela o papel- que siempre nos ofrecerá el amigo o compañero con el que no sólo nos comunicamos a través de estas pantallas..

Hablando de amig@s, y teniendo en cuenta que la moda del regalo no pasa, hoy os recuerdo a través de este blog, que comenzada cuando los aires eran cálidos allá por los comienzos del otoño, que hay una página en Facebbok, Baratijas, donde podéis echar un vistazo a cientos de detalles que pueden alegrar el día de aquellos de vuestros amigos y conocidos que queráis sorprender con un obsequio sencillo, pero con alma y glamour...


No olvidéis que, a pesar de los pesares "la vie est belle".Si va acompañada de un perfume o de un adorno que hable de la mejor versión de nosotros mismos, entonces lo "guapo" se acentúa, como bien nos lo dice Julia Roberts en ese famoso anuncio; la misma que afirma que arriesga a no hacerse retoques estéticos a sus 49 porque confía en que sepan apreciar la belleza que se transmite desde la experiencia de la madurez...

Abrigaos que, hasta que no salga el sol,  el frío promete hoy...

En mi otro blog: un selfie de mis "pecaditos": http://elblogdebertasuhe.blogspot.com.es/

viernes, 21 de noviembre de 2014

Lágrimas

"Cada lágrima derramada es una lección para el ser humano" (Platón)
De rabia, de impotencia , de dolor, de desesperación, de angustia, de miedo, sin justificación, de pena, de melancolía, de felicidad, de cocodrilo... Enfín, tantas modalidades de lágrimas como sentimientos puede tener una persona; el único ser vivo que  puede llorar, junto con los alligátores, que vierten lágrimas tras devorar a sus presas; una señal de sabiduría, en opinión del filósofo Bacon.

¿Por qué lloramos? . Según un artículo publicado en la revista Muy Interesante, las lágrimas ayudan a eliminar sustancias químicas estresantes del cuerpo, con su consiguiente efecto relajante. Este agua derramada por los ojos nos deja indefensos y funciona como una señal de sumisión. Para el biólogo Oren Hasson, la sensación de vulnerabilidad que se transmite con el llanto nos inhibe de comportamientos agresivos, ya que las emociones de un lado y otro se acercan. Se asegura asimismo en el estudio sobre el hecho de nublar la vista que si varias personas lloran al mismo tiempo sus vínculos se refuerzan.

Ya metidos en fase poética, casi todos los artistas de la historia han dedicado muchas de sus palabras y obras a las lágrimas, que según San Agustín son "la sangre del alma". Stendhal definió al llanto como la última sonrisa del amor, mientras que para Saint-Exupery tenían algo de mágico: "¡Es tan misterioso el país de las lágrimas", dejó escrito el autor de El Ptrincipito. Aunque posiblemente la frase célebre más conocida sobre el llorar sea la del poeta Rabindranath Tagore: "Si lloras porque se oculta el sol tus lágrimas no te dejarán ver las estrellas". Luego, están algunos dichos de la sabiduría más popular, como que "si todos llorásemos al mismo tiempo no habría río que llevase tantas lágrimas", o aquella más práctica al aconsejarnos que "hay que traerlo llorado de casa". Pero lo ligero que se queda uno después de un buen atracón de lágrimas, añadiría de mi propia cosecha.

A pesar de los avances en la igualdad de género, la leyenda de que los hombres no lloran parece que sigue teniendo su vigencia.  Lo que fue hasta letra de una canción "los chicos no lloran",  aún lo sigo escuchando en boca de los más pequeños, que aseguran que ellos más bien riegan, cuando no te salen con un "nosotros lloramos para adentro". Las mujeres tenemos fama de lágrima más fácil. Si la emoción que nos las produce coincide con determinados días del mes o de la vida -ya sabéis la vieja historia de estrógenos, hormonas y demás  que alteran el ánimo- entonces la sensibilidad está más justificada.

A medida que pasan los años, uno se va endureciendo y, salvo hechos puntuales, cuesta más que en tus ojos aparezca una lágrima; lo que no significa que hayas perdido la capacidad de ternura o sufrimiento; simplemente que nos vamos curtiendo o que interiorizamos mejor las ventajas de llorarlo en privado.

La periodista María Casado ha llorado esta semana en su programa de televisión en directo y sus lágrimas no han dejado a nadie indiferentes. Los verdaderos motivos fueron, presuntamente, una bronca por el pinganillo de su director, a pesar de que un principio la culpa se la había llevado la tertuliana de Los desayunos de TVE,  Curri Valenzuela, quien le había recriminado a María no dejarle tanto tiempo para replicar como a los demás. Sea como fuere, y con el atenuante de la sensibilidad añadida de su embarazo, seguramente la moderadora no hubiese querido que ese momento de su llanto hubiese sido público o que no se hubiese producido jamás.. Porque,  al igual que pasa con otros sentimientos íntimos, no hace falta que el mundo entero sea conocedor de ellos. Su profesionalidad y su imagen de mujer de gran personalidad, sin embargo, siguen intactas.Sus inoportunas lágrimas solamente dejaron patente que un mal día lo tiene cualquiera, y en todo caso la falta de tacto para elegir el momento de la reprimenda -inmerecida a ojos de una mayoría- no fue culpa de la presentadora.

La semana nos ha dejado otras crónicas de lágrimas rosadas:: el ingreso en prisión de Isabel Pantoja -algunos medios de comunicación darían su fortuna por una cámara en los nuevos aposentos de la viuda de Paquirri, y tal vez escucharla cantar aquello de soy un poco la cal y un poquito la arena....-, la muerte de la Duquesa de Alba, de quien dicen que fue una mujer libre y progresista; claro que es más fácil que respeten esa libertad si tienes tantos títulos como para que la mismísima reina de Inglaterra se arrodille ante ti. No se quita, sin embargo, el mérito de la intensidad con que ha vivido sus 88 años. Lágrimas más negras las que producen los presuntos casos de pederastia que se están destapando en Granada por parte de una mafia protagonizada por varios sacerdotes y algunos miembros del Clan de los Romanones. Y en la parte menos vistosa de las informaciones esas noticias que nos afectan más de cerca y que comienzan a volverse normales de tantos oírlas. Pero,como nos decía un antiguo profesor: "a ser posible, no me lloren, pongan remedio".

Para que vosotros no lloréis, un precioso tema interpretado por Antonio Carmona y Alejandro Sanz. Que tengáis un buen fin de semana.




Mejor exponer las lágrimas como adorno que como demostración de una pena. Más información sobre estas pequeñas grandes "joyas" de la imagen inferior en la página de Facebook Baratija.







lunes, 10 de noviembre de 2014

Rosa té

La diversidad racial ha llegado a los emoticonos. En breve se van a desarrollar seis nuevas modalidades de estas imágenes que pretenden suplantar palabras y ahorrar tiempo. Entre los colores de esas caritas, ahora solo amarillas, estarán el rosa té, el café con leche y el negro de toda la vida. A nuevos tiempos, nuevas tonalidades.

Para emociones, las que se sienten cada vez que se escuchan las canciones de Serrat. Hoy ha estado en la radio porque es cincuenta años más sabio. Gemma Nierga le ha definido como un hombre de muchas fidelidades; donde dicen que reside su magia. Él asegura que es fiel a muchas cosas, pero que huye de la nostalgia. "Mejor sonreír al pasado, no aparcar la melancolía a la puerta de casa  y apostar siempre por el tiempo nuevo", comentaba el autor de Aquellas pequeñas cosas.

Meteorológicamente, la mañana está perfecta para ser noviembre. Con el cielo azul y las melodía de ese Poema de amor como fondo (mi leña, mi hogar... mi fuente, mi sed, mi barco, mi red....) , me cuesta desligarme de las palabras con poesía, y volver a la actualidad más prosaica. Unas informaciones en donde parece que Podemos ya pasa de huracán a tsunami, convirtiéndose así en el epicentro de cualquier noticia. Ya se hable de imputaciones, tarjetas opacas, viajes de amor a cargo de la Administración o cuentas en Suiza, en todos aparece el fotoshop de la coleta.

Hemos de reconocer que la parte buena de quien llegó a la política como la famosa ola de la canción de la Jurado, está haciendo estudiar a fondo los programas políticos; esos que casi todos pasan por alto por aquello de la fidelidad ideológica, y nos estamos haciendo expertos en cuestiones como la política internacional, el leninismo, las democracias latinoamericanas, las auditorías ciudadanas y las puertas giratorias. Hasta ponemos más interés en el estudio de las posturas corporales -dicen que Pablo Iglesias posa siempre desafiante- y de la marca de móviles que usan nuestros políticos. Lástima que esos detalles nos hubieran pasado desapercibidos cuando aún no había irrumpido a nuestra tranquila pasividad el causante de esa nueva versión de Los Miserales que se abre sin remedio para alegría de unos y desesperación de  otros. Los emoticonos acabarán llevando coleta. Y la subliminar manera de llegar a los desencantados del profesor progre empieza a ser imitada hasta por quienes le odian. 

Dolores de Cospedal minimiza la consulta catalana y la vida sigue igual; no para los afectados por la tragedia de Murcia, a quienes hoy poco ha de importarles el vuelco político de una España que tiene el "corazón partío" entre lo malo conocido y lo bueno por conocer. Y ya ni las viejas e incondicionales fidelidades parecen ser una tabla de salvación.

Por otra parte, la Navidad se aproxima, y por las Redes a alguien se le ocurrió enviar ya la primera felicitación "para hacerle la puñeta al Corte Inglés".Además, Jennifer López aparece en Cuore con las patas de gallo más sexis que jamás se han visto; ¿Un tiempo nuevo para la belleza de la arruga? Para cosas guapas, una sugerencia de Baratija como guiño a las fiestas que se aproximan.: anillo de hilo metálico y pendientes con cierre de plata, con sustituto para alérgicas. Que tengáis una buena semana. 



lunes, 3 de noviembre de 2014

"Amo"

No es que me haya vuelto más romántica por la melancolía de esta noche que anticipa el invierno -sin olvidar que el romanticismo también es relativo según se tengan 15, 20, 30, 40 o más-; simplemente que la noticia del último disco que mañana presenta Miguel Bosé, titulado Amo, me ha llevado a pensar una vez más sobre la eterna levedad del tiempo. En ese "breve instante" que acaba siendo la existencia nuestras vidas pasan por un abanico de amores tan diversos como los matices que se van añadiendo a nuestros días. Hay tantas formas de amar y tantas personas, animales y cosas que pueden ser objeto de esa primera primera persona del presente de indicativo del verbo en cuestión que, según transcurre la vida, el libro se engrosa en la misma medida que se desechan renglones.   También recordaba, al escuchar una entrevista radiofónica que le han hecho hoy al hijo de Lucía Bosé y el torero Dominguín, cómo llenábamos nuestras carpetas, allá por los 16, de fotografías de un cantante tan atractivo como enigmático. Sigue manteniendo esa ambigüedad como arma de seducción. Poco importaba si su voz no era la más potente, porque movía sus caderas con la gracia de lo prohibido y clavaba la mirada como si traspasase la estratosfera.  Enfín, que ha llovido desde que Linda fuera pura e inocente o de que amáramos tan desinteresada y condescendientemente como la letra de una de las mejores letras del cantante de Somosaguas ("Con defectos y manías te amare´...). El caso es que treiinta y pico años después Bosé dice Amo y mi generación,  fundamentalmente de mujeres y algunos chicos, amamos un poquito más.  Que nos quiten lo bailao de la cantidad de veces que no habremos hecho tonterías por imitar al Justin Bieber de aquel entonces -salvando las diferencias- convertido ahora en un cincuentón interesante, de cuya vida poco sabemos. Guarda tan bien su intimidad que sólo de casualidad nos consta que vive en pareja en la casa que era de su padre, y que tiene dos pares de gemelos. Me he enterado asimismo esta mañana de que es un gran amante de las profundidades marinas y de los animales que en ellas habitan."No hay que temer a los grandes escualos, si acaso los más peligrosos depredadores los tenemos mucho más cerca en algún organismo oficial", afirmaba Miguel, quien daba un consejo para controlar cualquier emoción excesivamente fuerte: una buena respiración. Contaba el hijo de la actriz italiana en su antesala del estreno de Amo que , al acostarse, les cuenta a sus hijos un cuento en el que ellos le marcan las pautas: "hoy la historia tendrá que ser sobre un lobo y una ardilla, y por favor que no falte el suspense,la emoción y el amor", presumo que le pedirán sus chicos, de quienes aseguraba que tenían una gran dosis de fantasía.

Hablando de fantasías, para soñar es la casa de Terelu Campos. No sé si será porque ambas hemos nacido en el 65, porque su mamá tenga la profesión ideal para encaminarte con cierta comodidad en el medio de la comunicación o por sus 1,55 cm de estatura, pero el caso es que siempre he sentido cierta curiosidad por la vida y milagros de la hija de María Teresa. Las últimas noticias de la prensa rosa,  previa aparición de Teresa Lourdes en la portada de Hola; una de las más vendidas del año,  siguen levantando ríos de críticas en contra y a favor de la famosa colaboradora de Jorge Javier. La exposición pública de su tríplex  de 556 metros, ubicado al norte de Madrid, ha dado motivos a sus compañeros de programa para opinar abiertamente sobre si la rubia presentadora es ya un personaje con todas la cartas a favor para ser diana de opiniones de toda índole. Mientras haya sido pagada con su dinero ganado honradamente, poco habrán de importarle esos juicios de valor.

 Cuenta que los treinta años que lleva trabajando le han permitido adquirir ese piso que se aproxima a la casa de su vida. No todas esas décadas cunden igual. A los lectores y televidentes que siguen la vida y milagros del famoseo les gusta adentrarse en las entrañas de  la vida privada de esas personas que los medios de comunicación, fundamentalmente la televisión, le meten en sus salones a la hora de la sobremesa o las noches de los viernes para dar un poco de fantasía,  más o menos glamurosa, a su vida tan normal en apariencia porque,  hilando con las profundidades del agua bosiana, todos daríamos para una buena novela si nos ponemos a bucear en cada historia personal.




Fotografía:Colgante étnico con la misteriosa estrella de mar. Continuando con los lejanos océanos, una de tantas leyendas sobre estos animales sin sangre ni cerebro cuenta que los dioses se las regalaron a un pobre pescador de la isla de Creta para conquistar a una joven que dudaba entre el amor verdadero del joven marinero o las riquezas que le ofrecía su otro pretendiente. Las estrellas que salieron de sus manos tuvieron la última palabra para que la joven amara eternamente al pescador. Algún poder mágico habrán de tener esas raras criaturas. Mas información sobre la gargantilla en Baratija










lunes, 27 de octubre de 2014

Aunque no se nos cayeran los anillos

 La imagen de Letizia lavando en Boal, Pueblo ejemplar de esta última edición de los Premiso Príncipe de Asturias, ocupa portadas y comentarios en todos los medios de comunicación. Escucho en RPA que la verdadera noticia hubiese sido que lavase el Rey. Un fallo imperdonable en el marketing real para atraer más simpatía femeninas.

Algunas personas de ese precioso entorno del Occidente asturiano, donde la más esperanzadora noticia es que  el edificio del que se sienten más orgullosos es de su escuela centenaria,  comentaban que no le dio miedo el agua fría a la recién estrenada reina, aunque parecería más auténtica la fotografía si la antigua presentadora del telediario se hubiese "arremangao" . La instantánea nos lleva a recordar a tantas mujeres que, a lo largo de la historia, lavaban en fuentes y lavaderos públicos. Invierno y verano acudían a remojar sus trapos y castigar sus manos en aquellos lugares que también hacían la función de encuentro social, con sus correspondientes cotilleos, enfrentamientos y actos solidarios.

Aún cuando no se nos cayeran los anillos por lavar ahora nuestra ropa y la del resto de la familia a mano, no hagamos apología de la vuelta rutinaria a esos lavaderos; un privilegio si se comparaba con quienes tenían menos acceso a las aguas corrientes y cristalinas. Pero aprovechemos para hacer una reverencia -ya metidos en temas de cortesías- a una de la mejores colaboradoras en la revolución femenina: la lavadora; ese electrodoméstico que sería el último que abandonásemos, de ponernos en la texitura.


El anillo ha sido siempre símbolo de poder y distinción social, por lo que la expresión "no se te caen los anillos" hace referencia a que por hacer determinados trabajos no dejarás de conservar tu status. A buen seguro que Doña Letizia,  que asimismo pasará a la historia como la primera reina que lavó a mano, seguirá conservando sus privilegios por mucho que el agua fría haya tocado sus manos en Boal. 


Imagen 1: Doña Letizia lavando a mano en Boal.  Hola.com
Imagen 2: Sortija de cuero y plata . Más información en Baratija

lunes, 20 de octubre de 2014

Tiempo de calabazas

"Te juzgué melón y me saliste calabaza"

Desde que Halloween llegó a nuestras vidas la asociación mental que hacemos de la calabaza -un fruto de los menos populares quizás por su relación con el rechazo y la pobreza- cambió de forma notable. De ahí que ahora sea una de las protagonistas  en las decoraciones de los meses de octubre y noviembre, a la vez que nos acerca a ecos de espíritus y almas en busca de paz. Hasta en la gastronomía empieza a tener su lugar preferente, fuera del conocido cabello de ángel y del relleno para las morcillas.

Tradicionalmente se entiende por dar calabazas al rechazo hacia alguien que solicita amores. El origen de la expresión se remonta a la antigua cultura griega, donde se consideraba la calabaza como un fruto antiafrodisíaco, con lo que era lógico relacionarla con el repudio  amoroso. También en los monasterios de la Edad Media algo debían de sospechar de este fruto porque se utilizaban sus pepitas en las cuentas de los rosarios para alejar pensamientos lascivos. Cuenta además Gonzalo Correas en su "Vocabulario de refranes y proverbios" que hace unos siglos, los que aprendían a nadar se ayudaban de calabazas a modo de flotadores bajo los brazos.Cuando ya eran capaces de desplazarse sin ellas en el agua las echaban a un lado.

Por otra parte, esta fruta de dimensiones considerables, tiene fama de ser muy aparente por fuera pero poco densa y sabrosa por dentro, en contraposición con su pariente cercano el melón, símbolo de fecundidad, abundancia y lujo; especialmente si es combinado con unas lonchas de buen jamón.

Después del repaso, no es de extrañar que la historia de la pobre calabaza en la que habían convertido el carruaje de Cenicienta y sus posterior transformación en lujosa carroza desembocara en un final de cuento de lo más prometedor...

Visto que, con fecuencia, todo tiene un trasfondo insospechado, no dudéis en que el detalle más insignificante puede transformar vuestro día en un cuento de hadas...







Fotografía 1: Preparando el paisaje para la noche del miedo y el misterio por excelencia.

Fotogafía 2: Colgantes para devolverles la seducción hasta a  las mismísimas calabazas.

Fotografía 3: Primer plano del colgante étnico de cuero y pasamanería de zamat.

Más información sobre los complementos en la página de Facebook de Baratija




jueves, 16 de octubre de 2014

¿Quién dijo canas?


"Ríase, levante la cabeza que el tiempo es oro y se va de prisa..."(Dyango)     
El día menos pensado, allá por los taitantos, comienzas a buscar luces más tenues para tus espejos. Las patas de gallo que antaño fueran simpáticos signos de tu expresivo rostro se multiplican últimamente como esporas. La tersa línea que enlaza el cuello con la barbilla comienza a dar signos de flacidez. Qué decir de las fastidiosas canas que hacía pocos meses apenas destacaban en tus sienes Hilos plateados empiezan ahora a invadir la raíz de tu cabello que, dicho sea de paso, ya no luce tan frondoso. Quien no tiene ojeras, detecta como el "código de barras" se hace más visible, si no ambas cosas al mismo tiempo. Es cuando comienzas a hacer acopio de cremas hidratantes y antiarrugas; nos parecen más eficaces cuanto más caras, aunque sus componentes básicos sean los mismos. En la repisa de tu aseo ya nunca más faltarán los champús revitalizantes y anticaída.  

Anatomía para abajo aún es peor. Todo se cae. Aunque los tratamientos antiedad y los ejercicios de mantenimiento de algo servirán, no se puede luchar contra natura. Nuestra tarjeta de crédito -hablo de tarjeta y sonrío pensando que las de una mayoría de lectores no serán de crédito ilimitado pero sí demasiado transparentes- no es suficiente para enganañar a determinados signos de la edad. A poco que observemos, una menopáusica no puede pasar por una veinteañera aún cuando pierda todos sus ahorros en el intento. Hablo en femenino porque siglos de esclavitud estética han hecho de la mujer la gran sufridora de los efectos del paso del tiempo, aunque en la actualidad la cosa está equiparándose a pasos agigantados.La coquetería, unida a la obsesión por el culto al cuepo, comienza a ser patrimonio de ambos sexos.

 Botox, autoimplante de grasas propias, peeling con ácido renoico, alfadroxicácidos, hilos de oro, drenaje linfático manual, presoterapia, oxígeno activo, electroestimulación, termoterapia, ultrasonido, carboxiterapia... Además de los tratamientos farmacológicos de venta libre como medicamentos o productos basados en sustancias activas (aloe vera, alga marina, baba de caracol...), ricos en oligoelementos que ayudan a eliminar grasas y a rejuvener nuestro caparazón. Como os apuntaba, no os matéis comprando cremas carísimas ni os sintáis inferiores por no poder acceder a ellas, que los componentes más eficaces están en las de poco más de un euro. Sin olvidar toda una gama de posibilidades gimnásticas como aeróbic, step, taebo, aerobox, fitness, yoga, pilates, etc... Todo un mercado en el que perdernos para restar unos añitos a los inevitables estragos de la edad, de la que comenzamos a tomar verdadera conciencia cuando los amigos de nuestro hijos nos llaman "señora".

Sin embargo, están comezando a cambiar las cosas. Ya se habla de modernidad, progreso y vanguardia acerca de las mujeres que peinan mechones grisáceos a cualquier edad. Incluso por nuestro país circula el dicho de que "las mujeres catalanas tienen más canas que las madrileñas". Algo hay de cierto, si lo analizamos históricamente,  en que las norteñas están más abiertas al progreso y menos pegadas a la esclavitud de las tradiciones.







Hablando de sacarle partido a los días, desafiando canas, arrugas y demás ,  hay tardes que son propicias para encerrarse en la cocina, sacar los huevos, el limón, el azúcar, la harina, tal vez un poquito de canela y....batir. De paso, nos olvidamos de tanto ladrón de guante blanco. No os privéis del capricho de una merienda con vuestro postre favorito -mucho mejor si es casero- ; os lo desquitáis con un cena ligerita  y nadie notará que habéis "pecado".. Por eso qué mejor despedida para hoy que la foto de unas magdalenas caseras con el mejor de los decorados... El yogur desnatado que nos espere para la más tarde .

Y ya que está la tarde nostálgica, una canción de cuando nuestras canas eran un futuro lejano:"Y echar la vista atrás y recordar dónde se encuentran mi plumier y mi compás y tus trenzas..."




Imagen 1: Nuevo y "rompedor" look, acompañado por unos preciosos pendientes de elaboración casera.

Imagen 2: Fotografía y magdalenas de Carolina Gutiérrez,con un trocito del paisaje del Parque de Redes al fondo...