martes, 14 de octubre de 2014

Días de miel y manzanas

Ya que el día está para salir a disfrutar de los maravillosos regalos que nos da este tiempo de cosechas, hoy se me ocurrió hacer un repaso por las propiedades de la miel y de las manzanas. Dos alimentos muy unidos a la tierra asturiana, que tienen tantas bondades como esos paseos por nuestras sendas entre montañas; ahora que la caída de la hoja nos deja al descubierto tesoros ocultos.

"Pedacito de miel y azumbre de hiel", siguiendo con el ciclo de los refranes. También otra frase popular  dice que "no se hizo la miel para la boca del asno", una  antigua frase que no viene a ser muy justa con el burro, con algunas cualidades más admirables que la de determinados humanos, pero que nos lleva a reflexionar sobre la importancia de ese alimento del color de muchos ojos.

Haciendo un repaso rápido, os recordaré que la miel contiene fósforo y potasio en cantidades considerables, Sus enzimas especiales ayudan a mantener un equilibrio entre la glucosa y la fliutosa, lo que que hace que contenga menos calorías, siendo así recomendable en las dietas para adelgazar como sustituto del azúcar. También han sido sobradamente demostradas sus propiedades antibacterianas, por lo que siempre se recomienda esta confitura como prevención de enfermedades infecciosas como gripe ,resfriados,bronquitis, sinusitis,anginas,etc. Asimismo la golosina favorita del oso es recomendable para eliminar bacterias intestinales e infecciones bucales,junto con sus beneficios sobre heridas de la piel. Considerado como mejor remedio para el insomnio y nerviosismo, el alimento elaborado por las abejas es además el componente primordial de la mayoría de los productos de belleza por su capacidad para ayudar a mantener la humedad de la piel.

En cuanto a los beneficios de las manzanas, no puedo mantenerme neutral. Las como a cualquier hora del día y mis preferidas son las las verdes, esas que hacen arrugar la nariz. Sin pretender hacer apología del hurto, si cogemos una de un árbol ajeno nos sabe a gloria.Como anécdota os contaré que, cuando era niña, frente a mi casa había un manzano cuyos dueños, un matrimonio mayor y con buenas posibilidades económicas, sólo iban a su casa de la aldea de fin de semana. Únicamente se me antojaban  aquellas manzanas, que custodiaban como si les fueran sus ganancias en ello, cuando estaban tomando el aperitivo en su jardín, estratégicamente situado para vigilar  la finca. Yo saltaba agazapada y siempre era descubierta, con la consiguiente bronca. Si conseguía que una de aquellas frutas del paraíso llegase a mi boca, no había postre mejor, a pesar de poder conseguirlas por otras vías más fáciles. Cosas de lo prohibido.

La manzana no ha pasado ajena por nuestra historia desde que el mundo es tal.. Desde la antigua manzana del Álrbol del Bien y del Mal, pasando por el Jardín de las Hespérides donde crecían lor árboles que daban manzanas de oro, llegando al famoso fruto del cuento de Blancanieves, incluyendo el símbolo de progreso en el que se ha convertido con la famosa marca de ordenadores y aparatos tecnológicos,  el también considerado fruto de la salud constituye, por otro lado, el mejor dentífrico para casos de emergencia,siendo innumerables sus propiedades. Nos os fiéis mucho de su apariencia primera porque,como suele suceder,no las más llamativo es lo más sabroso. No podría faltar aquí la famosa frase, que os pongo en inglés porque queda mejor en su versión original: "Apple aday keeps the doctor away".

En otro orden de frivolidades, os cuento que Alejandro Sanz ya es abuelo. Lo que viene a confirmarnos que el tiempo pasa sin prisa, pero sin pausa. Da igual, seguramente seguirá robando como nadie "el alma al aire".

Imagen: Pulsera de cuero con vistoso cierre metalizado y collar de cuero trenzado con moneda, entremezclados con nuestras manzanas y mieles autóctonas... Todo seducción.

Si queréis visitarme en mi otro blog, ésta es la dirección: http://elblogdebertasuhe.blogspot.com.es/









No hay comentarios:

Publicar un comentario