lunes, 3 de noviembre de 2014

"Amo"

No es que me haya vuelto más romántica por la melancolía de esta noche que anticipa el invierno -sin olvidar que el romanticismo también es relativo según se tengan 15, 20, 30, 40 o más-; simplemente que la noticia del último disco que mañana presenta Miguel Bosé, titulado Amo, me ha llevado a pensar una vez más sobre la eterna levedad del tiempo. En ese "breve instante" que acaba siendo la existencia nuestras vidas pasan por un abanico de amores tan diversos como los matices que se van añadiendo a nuestros días. Hay tantas formas de amar y tantas personas, animales y cosas que pueden ser objeto de esa primera primera persona del presente de indicativo del verbo en cuestión que, según transcurre la vida, el libro se engrosa en la misma medida que se desechan renglones.   También recordaba, al escuchar una entrevista radiofónica que le han hecho hoy al hijo de Lucía Bosé y el torero Dominguín, cómo llenábamos nuestras carpetas, allá por los 16, de fotografías de un cantante tan atractivo como enigmático. Sigue manteniendo esa ambigüedad como arma de seducción. Poco importaba si su voz no era la más potente, porque movía sus caderas con la gracia de lo prohibido y clavaba la mirada como si traspasase la estratosfera.  Enfín, que ha llovido desde que Linda fuera pura e inocente o de que amáramos tan desinteresada y condescendientemente como la letra de una de las mejores letras del cantante de Somosaguas ("Con defectos y manías te amare´...). El caso es que treiinta y pico años después Bosé dice Amo y mi generación,  fundamentalmente de mujeres y algunos chicos, amamos un poquito más.  Que nos quiten lo bailao de la cantidad de veces que no habremos hecho tonterías por imitar al Justin Bieber de aquel entonces -salvando las diferencias- convertido ahora en un cincuentón interesante, de cuya vida poco sabemos. Guarda tan bien su intimidad que sólo de casualidad nos consta que vive en pareja en la casa que era de su padre, y que tiene dos pares de gemelos. Me he enterado asimismo esta mañana de que es un gran amante de las profundidades marinas y de los animales que en ellas habitan."No hay que temer a los grandes escualos, si acaso los más peligrosos depredadores los tenemos mucho más cerca en algún organismo oficial", afirmaba Miguel, quien daba un consejo para controlar cualquier emoción excesivamente fuerte: una buena respiración. Contaba el hijo de la actriz italiana en su antesala del estreno de Amo que , al acostarse, les cuenta a sus hijos un cuento en el que ellos le marcan las pautas: "hoy la historia tendrá que ser sobre un lobo y una ardilla, y por favor que no falte el suspense,la emoción y el amor", presumo que le pedirán sus chicos, de quienes aseguraba que tenían una gran dosis de fantasía.

Hablando de fantasías, para soñar es la casa de Terelu Campos. No sé si será porque ambas hemos nacido en el 65, porque su mamá tenga la profesión ideal para encaminarte con cierta comodidad en el medio de la comunicación o por sus 1,55 cm de estatura, pero el caso es que siempre he sentido cierta curiosidad por la vida y milagros de la hija de María Teresa. Las últimas noticias de la prensa rosa,  previa aparición de Teresa Lourdes en la portada de Hola; una de las más vendidas del año,  siguen levantando ríos de críticas en contra y a favor de la famosa colaboradora de Jorge Javier. La exposición pública de su tríplex  de 556 metros, ubicado al norte de Madrid, ha dado motivos a sus compañeros de programa para opinar abiertamente sobre si la rubia presentadora es ya un personaje con todas la cartas a favor para ser diana de opiniones de toda índole. Mientras haya sido pagada con su dinero ganado honradamente, poco habrán de importarle esos juicios de valor.

 Cuenta que los treinta años que lleva trabajando le han permitido adquirir ese piso que se aproxima a la casa de su vida. No todas esas décadas cunden igual. A los lectores y televidentes que siguen la vida y milagros del famoseo les gusta adentrarse en las entrañas de  la vida privada de esas personas que los medios de comunicación, fundamentalmente la televisión, le meten en sus salones a la hora de la sobremesa o las noches de los viernes para dar un poco de fantasía,  más o menos glamurosa, a su vida tan normal en apariencia porque,  hilando con las profundidades del agua bosiana, todos daríamos para una buena novela si nos ponemos a bucear en cada historia personal.




Fotografía:Colgante étnico con la misteriosa estrella de mar. Continuando con los lejanos océanos, una de tantas leyendas sobre estos animales sin sangre ni cerebro cuenta que los dioses se las regalaron a un pobre pescador de la isla de Creta para conquistar a una joven que dudaba entre el amor verdadero del joven marinero o las riquezas que le ofrecía su otro pretendiente. Las estrellas que salieron de sus manos tuvieron la última palabra para que la joven amara eternamente al pescador. Algún poder mágico habrán de tener esas raras criaturas. Mas información sobre la gargantilla en Baratija










No hay comentarios:

Publicar un comentario